Cenar temprano para vivir más años





La dieta mediterránea que seguimos en España, con su alto consumo de verduras, pescado y grasas insaturadas (aceite de oliva) colaboran en parte a una mayor longevidad comparando con la alimentación de otros países. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona, ha demostrado que nuestra costumbre de cenar tarde (más allá de las 21:00) podría tener un efecto negativo, aumentando el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres y próstata en hombres.

Las conclusiones de este estudio, publicado en la revista científica “International Journal of Cáncer” muestran una asociación entre cenar antes de la 9 de la noche o dejar pasar dos horas antes de irse a la cama y la reducción de un 20% de riesgo de sufrir estos dos tipos de cáncer. Los resultados de este estudio son interesantes puesto que hasta el momento se basaban en los patrones de la dieta (consumo de ciertos alimentos) pero no se había prestado atención a cuando se ingieren dichos alimentos.

Cenar tarde no solo repercute en la probabilidad de cáncer, también se ha asociado con mayor riesgo de problemas cardiovasculares, de acuerdo con un reciente artículo publicado en la revista “Circulation” de la Asociación Americana del Corazón.

Otros estudios muestran también que cenar temprano o dejar pasar un tiempo mínimo de 2 horas antes de acostarse, obtienen mejor resultados en cuanto a pérdida de peso y mayor calidad del sueño.

Aún deben realizarse más estudios para averiguar el por qué de este efecto, aunque parece ser que la hora de ir a dormir afecta a la capacidad de metabolizar la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *