Dieta y depresion

Aunque pueda parecer extraño, nuestra salud mental está estrechamente relacionada con nuestra nutrición, hasta tal punto que ha empezado a surgir el término de nutrición psiquiátrica como una especialidad más en el campo de la medicina en el que se están planificando dietas específicas para tratar la depresión.

Todo esto proviene de un estudio realizado por la Universidad de Harvard la cual lleva años haciendo un seguimiento especial a ciertos pacientes que sufren de estrés y ansiedad y han obtenido como conclusión los siguientes resultados:

  • Consumir un alto contenido de carne roja, embutidos, cereales refinados, productos lácteos con mucha grasa, patatas fritas, mantequillas y llevar una dieta pobre en fruta fresca y verduras aumenta el riesgo de padecer depresión.
  • Por otro lado, consumir vegetales, frutas, cereales integrales, pescado y antioxidantes reduce el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades.

Cómo dicen en el estudio, la calidad sobrepasa a la cantidad. Se suele asociar la felicidad y la salud mental al buen comer, pero es posible que sea un falso mito. Igualmente, tener un buen hábito alimenticio no quiere decir que tengamos que deprimirnos por reducir la ingesta de aquello que tanto nos gusta y puede ser perjudicial para nuestra salud a la larga.

Evitar alimentos procesados y azúcares añadidos puede ser la clave para combatir una de las grandes enfermedades del siglo XXI y si además lo compaginamos con una vida activa tendremos una vida más feliz.

Para más información os recomiendo un par de enlaces de Vitónica y la Universidad de Harvard.

 

 

1 pensamiento en “Dieta y depresion”

  1. Pingback: Binge eating: el nuevo trastorno alimentario - ALIMENTOS SANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *