consumir insectos esta de moda

Insectos, el nuevo alimento de moda.





El pasado 17 de abril nos llegaba la noticia de que Carrefour ponía a la venta insectos cocinados, vamos a analizar algunos interrogantes de este nuevo mercado recién llegado a nuestro país aunque hace décadas que lo consumen millones de personas en el mundo.

¿Por qué ahora hay insectos a la venta y antes no?

Debido al Reglamento 2215/2283 que entró el vigor el pasado 1 de Enero, regula la comercialización y venta de forma oficial de “insectos enteros y sus partes” en Europa.

Antes no es que estuvieran prohibidos, pero tampoco autorizados puesto que el reglamento no lo contemplaba en ningún punto.

¿Se puede comer cualquier insecto?

No, Como cualquier otro alimento que quiera comercializarse en Europa, deben pasar por un proceso de autorización previa hasta aparecer en la lista de nuevos alimentos de la Comisión Europea. La empresa que quiera vender un tipo de insecto concreto debe asegurarse primero de que ha sido autorizado y, por tanto, aparece en la lista, en caso contrario deberá, tramitar la solicitud para que se autorice.

¿Cuáles se pueden consumir en España?

Por el momento, los que están disponibles en España son aquellos que ha puesto a la venta Carrefour, compuestos a base de gusanos y grillos, principalmente. Diez artículos en total entre los que se incluye, barritas energéticas, snacks, aperitivos, pasta y granolas que incluyen gusanos búfalo con chili picante, gusanos molitor con ajo y finas hierbas o grillos con cebolla ahumada y salsa barbacoa.

¿Son seguros?

Al comercializarse como alimentos, los insectos pasan los mismos controles sanitarios de calidad que el resto de productos, a veces incluso mayores por el hecho de ser nuevos.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha estudiado los riesgos de la producción, el procesamiento y el consumo de insectos y ha concluido que los peligros biológicos y químicos dependerán de los métodos de producción, de lo que se alimenten los insectos, de la especie, la etapa del ciclo de vida en que se encuentren y los métodos utilizados para su posterior procesamiento.

¿Son sanos?

De acuerdo con la FAO, los insectos son ricos en proteínas, ácidos grasos omega 3 y 6, vitamina B1, B2 y B3, y una importante fuente de minerales como el hierro, el calcio y el zinc. No obstante, también advierte que los valores nutricionales varían mucho de unas especies a otras y dentro de una misma especie, dependiendo también de la etapa metamórfica del insecto, su hábitat, su dieta o el modo de preparación.

Conclusión

Parece ser que tienen un buen perfil nutricional y como alimentos autorizados que son siguen los mismos controles de que el resto de alimentos por lo que son seguros, sin embargo, a mi no me resulta nada atractivo el consumo de estos productos. Si alguien lo prueba espero aquí sus comentarios.

Puede que también te interese: leche de cucaracha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *