La alimentación del futuro





Aunque suene lejano, el futuro de la alimentación ya está al alcance de la mano, como se ha podido comprobar en la Feria Alimentaria 2018, donde encontramos aceite de ajo microencapsulado, conservas con aloe vera, huevos a baja temperatura, olivas esferificadas, batidos bio, croquetas de gin tonic, snacks de alcachofa, cerveza de pimientos del padrón, horchata en polvo, aperitivos de carne seca…

A ello se suman distintas tecnologías como la impresión en 3D, envases inteligentes, ingredientes bioactivos, “big data”, microencapsulación…, con el objetivo de llegar a una nutrición personalizada, es decir, una dieta diseñada para cada individuo en función de sus genes, características y necesidades con el objetivo de mejorar la salud del consumidor a través de alimentos sostenibles.

En la sociedad actual marcada por un ritmo de vida acelerado, el reto de la industria alimentaria es ofrecer productos envasados, listos para tomar de forma rápida, pero a su vez saludables. Según el informe elaborado por Nielsen el consumo de este tipo de productos creció un 9.5% en 2017. Según Ana Fernández, experta en Distribución de Nielsen “el componente saludable se ha convertido en la prioridad del consumidor a la hora de elegir un producto en el supermercado”. En este sentido el consumidor no solo busca productos naturales, también quiere saber cómo, dónde, cuando y quien los ha producido. Además, exige un compromiso ético y sostenible con el medio ambiente.

“El componente saludable se ha convertido en la prioridad del consumidor a la hora de elegir un producto en el supermercado”

imagen de quinoa en plato
La quinoa está muy de moda en la cocina actual

Platos funcionales

Se tiende al uso de legumbres, que aportan proteínas vegetales de gran calidad y son lentas de cocinar, así como, platos con menor contenido de grasa, hidratos de carbono y sal. Aparecen hamburguesas a base de legumbres, sopas, cremas ensaladas y otros platos preparados. En la feria se han podido ver snacks de verduras (remolacha, coliflor, alcachofa) o legumbres con un contenido graso menor que los aperitivos tradicionales. También se han incluido espárragos, soja, guisantes en los embutidos.

Pedro Prieto-Hontoria, doctor en Alimentación, Fisiología y salud por la Universidad de Navarra y gerente de Innovación Fresh Bussiness, apunta “también podemos ver quesos vegetales a base de leche de coco o mahonesas vegetarianas sin huevo, a partir de proteína vegetal, al igual que los huevos para vegetarianos. A las ensaladas se van añadiendo ingredientes con diferentes propiedades como la chía, quinoa, bulgur, semillas de calabaza o girasol.

A parte de esto, el consumidor demanda una experiencia gourmet, lo que se traduce en la aparición de nuevas texturas como el turrón de aire, horchata en polvo o aperitivos de cecina.



Alimentación del futuro

El futuro pasa por utilizar los alimentos de toda la vida con formatos y envases inéditos. En este caso destaca la microencapsulación que ayuda a añadir vitaminas, minerales y compuestos bioactivos en los alimentos sin que afecte a sus propiedades organolépticas y que además uedan resistir los tratamientos térmicos y se van liberando de forma controlada. Lo último en llegar en este campo es el aceite de ajo microecapsulado desarrollado por el centro tecnológico Ainia. Maite Navarro, investigadora de este centro cuenta que se ha extraído el aceite y se han aplicado innovadores tecnologías de microencapsulación para proteger las sustancias bioactivas del ajo con efecto beneficioso sobre el sistema cardiovascular.

Otras aplicaciones son los sensores “semáforos”, nos informan de la calidad del producto y aplicaciones con visión artificial nos dicen si el producto está maduro o no y cuantos días le quedan de vida útil. Sin olvidar, los envases que se autocalientan con agitación que ya fueron presentados con ediciones anteriores de la feria.

En este aspecto también hemos hablado previamente de las resonancias magnéticas en jamones.

Impresoras 3D

Estas impresoras ya son capaces de imprimir formas de chocolate, galletas e incluso pasta personalizada y enriquecida con minerales y vitaminas. Según los expertos esta tecnología sea realidad en los próximos años, aunque en el futuro avanzará aun mas y serán capaces de analizar las características de un individuo (salud, enfermedades o lo que comió el día anterior) y a aparte de ahí recomendar un menú.

Fuente de la imagen: El Economista.

1 pensamiento en “La alimentación del futuro”

  1. Pingback: Runakay Plus, el nuevo snack que te conquistará - ALIMENTOS SANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *