Nueva ley para el pan integral

Actualmente, a la hora de comprar un pan integral, los consumidores debemos fijarnos en la letra pequeña de los envases para ver si realmente lo que estamos comprando es integral ya que en muchos casos lo etiquetado como tal, en realidad está elaborado con un alto porcentaje de harinas refinadas a las que posteriormente se añade el salvado.

En la legislación actual, el pan integral viene definido como “el elaborado con harina integralsin especificar el porcentaje que debe llevar para ser considerado integral. Por su parte, la harina integral se define como el producto resultante de la molturación del grano de cereal y cuya composición corresponde con la del grano de cereal íntegro.

Existe, por tanto, un vacío legal que lleva a encontrar muchos casos en los que le pan o galletas etiquetadas como “elaborados con harina 100% integral” llevan realmente un porcentaje muy bajo.


La nueva ley pretende eliminar esta vacío concretando las características que deberá tener el pan integral y unificando criterios. De acuerdo con el nuevo borrador, que derogará el Real Decreto 1137/1984, de 23 de mayo, se denominará “pan 100 integral” o “pan integral” los panes elaborados con harina exclusivamente integral, excluyendo de dicho porcentaje las harinas procesadas/malteadas. Aquellos panes en los que la harina utilizada no sea exclusivamente integral incluirán en la denominación la mención “elaborado con harina integra X%”.

Para conocer las diferencias entre el pan blando e integral pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *