hortalizas peladas

¿Pelar o no pelar frutas y hortalizas?





Estamos acostumbrados a pelar casi todas las frutas y hortalizas, ¿pero esto es realmente necesario? ¿Es la práctica más adecuada?

Para algunas preparaciones culinarias es necesario el pelado como es el caso de la tortilla de patatas. También es necesario en aquellas frutas y hortalizas cuya piel es demasiado dura, como naranja, calabaza, limón, alcachofa…sin embargo, no existe ninguna razón culinaria ni sanitaria (siempre que hayan sido lavadas previamente) para no consumir otros productos como pepino, pera o manzana, cuya piel es final.

La periodista gastronómica de The Washington Post Becky Krystal nos da una serie de razones bien ciertas que debemos tener en cuenta a la hora de elegir sin pelar o no:

1. Mejor lavar que pelar

Para eliminar la suciedad externa de estos alimentos, es suficiente lavarlas con agua. Esta extendida la creencia de que los pesticidas utilizados en el cultivo se encuentran en la piel, pero no es cierto, estos residuos en caso de estar presente podrían encontrarse tanto dentro como fuera de la pieza. Sin embargo, actualmente gracias a los exhaustivos controles de calidad que siguen todos estos productos los márgenes de seguridad de estos productos se respetan de forma que no afectan a nuestra salud.

2. Conservar los nutrientes

Muchas de las vitaminas y fibra de las frutas y verduras se encuentra en la piel, de hecho, en muchos casos la parte externa tienen entre 3 y 10 veces más nutrientes y antioxidantes, por lo que si quitamos la piel estamos eliminando estos elementos.

3. Está bueno

En muchos casos nos gusta la textura crujiente que aporta en la piel en ciertas preparaciones culinarias como asados y fritos. Además, nos transmite un mensaje claro, si tienen piel no son de bote ni congeladas.

4. Pelar es un trabajo extra

Pelar ensucia y se lleva tiempo, ¿por qué hacerlo cuando puede evitarse?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *