Platos típicos de Salamanca

Inauguramos nueva sección de interés nacional (y quizá internacional). Qué mejor manera para conocer nuevos lugares del mundo que a través de sus platos típicos. Así que, aprovechando mis vacaciones en Salamanca, he hecho una escueta compilación con tres de los platos más típicos de esta encantadora ciudad.

Patatas meneás

O también conocidas como patatas revolconas, es uno de los platos más conocidos de Salamanca. El plato está preparado con patatas (el nombre no engaña), pimentón, panceta, ajo, aceite y sal. Su elaboración es muy sencilla y de pocos pasos:

  1. Pelar y cocer las patatas con agua y sal.
  2. Freir la panceta junto a los ajos cortados en daditos.
  3. Mezclarlo todo y añadir el pimentón al gusto (ojito, se admite picante).
  4. Machacar y “menear” con un mortero.

Revuelto de Farinato

El farinato es un típico plato salmantino procedente de la matanza. El embutido está hecho a base de manteca de cerdo, pan de pueblo, harina y pimentón. Es fácil encontrarlo en  tiendas de embutidos y con él se elabora esta receta. Con unos huevos revueltos y la cantidad deseada de tripa de farinato tenemos un auténtico manjar al alcance de los menos hábiles en la cocina.

Hornazo

Acabamos esta entrada con un producto que no necesita mucha presentación. Si visitas Salamanca mires por donde mires te vas a encontrar con el hornazo. No son pocas las tiendas que los venden y de ahí su increíble popularidad, aunque después de probarlo uno sabe que es bien merecida. El hornazo es una empanada rellena de jamón, lomo y chorizo. Como puede que para algunos Salamanca le quede un poco lejos a continuación os dejo la receta del hornazo de Salamanca.

Ingredientes:

  • 300 g de harina
  • 40 ml de vino blanco
  • 60 ml de agua
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 30 de manteca de cerdo
  • 25 g de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 200 gr. de chorizo
  • 300 gr. de filetes de lomo de cerdo
  • 200 gr. de jamón

Preparación: Se echan en un bol la harina, 1 huevo, aceite, sal y pimentón. Se calienta el vino con el agua, se le agrega la levadura y la manteca y se mezcla todo hasta que no queden grumos. Se echa en el bol con la harina y se remueve hasta obtener una masa. Una vez amasada se vierte en otro bol, se cubre con un trapo y se deja reposar hasta que fermente la levadura ( unos 30 minutos). Una vez haya fermentado se divide la masa en dos partes y sobre una superficie plana espolvoreada con harina se le da a las dos partes una forma redonda y plana con la ayuda de un rodillo. Cogemos una de las partes y la colocamos en la bandeja del horno (no olvidar el papel de hornear) y cubrir la masa con los filetes de lomo, el chorizo y el jamón. Con la masa restante cubrir todo y cerrar bien. Como punto final batir un huevo y con una brocha de cocina pintar la parte superior. Después de hornear a 200ºC durante 30 minutos estará el hornazo listo.

2 pensamientos en “Platos típicos de Salamanca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *