Propiedades y valor nutritivo de las fresas





La fresa es una fruta muy versátil, la encontramos como ingrediente en muchas preparaciones como yogur, batidos, ensaladas, tartas, zumos, granizados, helados… además de su consumo directo combinada con nata, yogur, chocolate, leche, miel, naranja, gelatina… Aunque podemos encontrarla durante todo el año, la primavera es su mejor momento y es por ello que aprovechamos esta época para hablar de sus propiedades.

A lo hora de comprar fresas debemos destacar que es una fruta rápidamente perecedera por lo que no debemos dejar pasar muchos días hasta su consumo. Su mejor época de consumo va de marzo a julio.

Valor nutricional

– Tienen una gran cantidad de agua (85%) y un bajo aporte calórico (30 kcal/100 g), por lo que son recomendables en dietas de adelgazamiento.

– Fuente de hidratos de carbono, fibra y antioxidantes.

– Alto contenido en vitamina C y en menor medida otras vitaminas de grupo B, así como, vitamina A.

– En cuanto a minerales, aporte principalmente potasio, magnesio y fósforo.

Beneficios para la salud

Gran poder antioxidante y fortalecimiento del sistema inmunológico, gracias a su contenido en vitamina C.

Propiedades diuréticas, por su alta cantidad de agua, por lo que son recomendables para personas con enfermedades asociadas a la retención de líquidos.

Prevención enfermedades cardiovasculares, por su contenido en salicilatos, unas sales con acción antiinflamatoria y anticoagulante.

– Importante cantidad de ácido fólico, importante durante el embarazo, para revenir la aparición de espina bífida en el bebé y favorecer la multiplicación celular durante los primeros meses de gestación.

Consejos de consumo

– Elegir los envases con mejores ejemplares: gruesos, brillantes y de apariencia fresca.

– Si están maduras consumir lo antes posible, en caso contrario, conservarlas un máximo de 5 días.

– Guardarlas en la nevera o un lugar fresco y ventiladas, separadas lo máximo posible para evitar que se estropeen.

– Antes de consumir retirar la parte verde y lavarlas.

Si te ha gustado este artículo quizá te interese: Beneficios de los dátiles que quizás no sabías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *